Muy pocos casos terminan en una demanda por lesiones personales. Las demandas son costosas y toman mucho tiempo. Si su caso puede resolverse razonablemente sin una demanda, generalmente esa es la mejor táctica. Pero no podemos controlar la decisión de las compañías de seguros. Algunas empresas han comenzado a utilizar una estrategia en la que hacen ofertas bajas en todos los casos para descartar a las personas que no están dispuestas a presentar una demanda. A veces, hay confusión dentro de la compañía de seguros y no manejan un reclamo adecuadamente. A veces, especialmente con casos de alto valor, quieren asegurarse de que valga la pena pagar el reclamo antes de llegar a un acuerdo.

Nuevamente, estas situaciones son raras y están fuera de nuestro control. Si bien somos agresivos y estamos listos para llevar el reclamo a los tribunales, esa es una decisión que usted, como cliente, controla en última instancia. Siempre tendrá autoridad para tomar decisiones sobre cualquier cosa que hagamos. Todas nuestras decisiones se toman en equipo.

our premios
& reconocimientos